Las pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos se ven sometidos constantemente a un cambio en la legislación tributaria.

Esto unido a la voraz dedicación de la Agencia Tributaria en penalizar cualquier error, hace del asesoramiento y la buena información, herramientas básicas para el desarrollo de cualquier pequeño negocio.

El ser previsores a la hora de los cierres fiscales y las posibilidades de contabilización de las diferentes partidas (morosos, abonos, periodificaciones...) nos pueden ahorrar impuestos respetando la legalidad vigente.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted